Guía de parafilias en Internet: Tentacles

by

La parafilia tentacles, tentáculos o Chojinismo en círculos íntimos, bien podría ser el padre de estas parafilias curiosas por todo el tiempo que lleva entre nosotros. La primera vez que la vi fue con la película Urotsukidōji que es de 1987. Internet no es el culpable esta vez, fíjense.

Los tentáculos pueden provenir de diversos sitios o seres. Estos son: Demonios, monstruos, seres mitológicos, mutantes, otras dimensiones a través de un portal o simplemente de fuera de la viñeta o del encuadre.

Las normas no escritas de este tema son:

  • Los tentáculos disfrutan, es decir, tienen orgasmos o hacer sentir placer sexual al ser que los porta.
  • Suele haber muchos en escena, y poseen una gran fuerza sin punto de apoyo alguno. Sostienen en alto a la víctima y rellenan todas sus oquedades expandiéndose en su interior. Normalmente eyaculan copiosamente.
  • Su vigor no conoce límites, la escena se acaba cuando el artista se cansa o la trama lo indica.
  • Los tentáculos pueden terminar en sus extremos de manera sencilla o bien incorporar todo tipo de variaciones o gadgets. Glandes, bocas que hacen succión, más tentáculos, ojos, filamentos que se introducen por ejemplo en los pezones y dejan algo dentro (estaba en japonés, ni idea, pero sea lo que sea le aumentaba el tamaño del pecho) y una miríada de variaciones normalmente orgánicas.
  • Aunque los tentáculos no tienen por qué ser orgánicos, también hay sondas para escenas de abducción extraterrestre. Todo un filón, que trae maquinarias de todo tipo, que si bien algunas existen en la realidad, estas parecen tener voluntad propia, flexibilidad y facilidad para cualquier tarea.
  • Los tentáculos las prefieren colegialas, vírgenes y menores de edad. Aunque en los últimos años, gracias al cielo se han vuelto un pelín más laxos con las edades adultas y absolutamente descocados con los varones.
  • Otras veces dejan objetos en el interior de la víctima. Huevos, embriones, cosas raras y pringosas para ser expulsadas. A veces dan lugar a más seres tentaculares.

Esta parafilia tiene su lógica. Por un lado en los comics porno japoneses, en muchísimas escenas el portador de lo que sea penetrante se vuelve invisible para no estorbar la imagen. Esto es porque en los “NO, NO, NO, NO, NO… ¡ME GUSTA!” lo más importante es ver las reacciones de la persona que pasa por esas fases, así pues, normalmente la espalda y nalgas del nota estorban. Con los tentáculos no sucede esto, claro. Y en su inicio era quedarse mágicamente con los dos únicos elementos que les importaban a los autores, la chica y el pene (como las futanari). Por qué no, debió decir alguien.

También hay otra ventaja, los tentáculos esquivan la censura. No son genitales así que los japoneses pueden dibujarlos alegremente sin pixelaciones y barras negras o blancas.

Más. Esta parafilia sí tiene películas de acción real que son francamente hilarantes. Armados con la tecnología de los creadores de los Power Rangers, estos apoplégicos tentáculos se esmerarán por someter a golpe de impulsos fuera de plano y cámara atrás a lo Benny Hill. No se las pierdan. Pero les recomiendo esquivar los videos en los que salen muchachas con seres marinos reales. Ya saben lo que opino de la zoofilia.

El tentaculismo es un clásico, un pionero y creador de escuela por su sordidez y desvergüenza. Al igual que otras parafilias, tentáculos sugerentes había de mucho antes y como las demás perversiones aquí mencionadas, evoluciona mientras me están leyendo. Variaciones tremendamente imaginativas y originales aparecen por doquier. Además mi acercamiento más intenso fue con la ya mencionada película Urotsukidōji, que da para hablar largo y tendido. Yo tendría unos 14 años, edad claramente prematura para contemplar según qué agresiones, y desde entonces ha llovido mucho.

Anuncios

2 comentarios to “Guía de parafilias en Internet: Tentacles”

  1. Kalitro Says:

    Y destrozan hospitales, no olvidemos eso.

    “Armados con la tecnología de los creadores de los Power Rangers” no puedo sino quitarme el sombrero ante esa expresión, señor.

  2. grendelsagrav Says:

    ¡Enfermeras! Mierda, se me olvidó.

    Hombre, yo veía los Power Rangers con una ceja levantada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: