Guía de parafilias en Internet: Giantess

by

Un buen amigo me dijo una vez que yo no navegaba por Internet, que lo que hacía yo era bucear. Y es cierto, no puedo negarlo. Allá donde haya algo perturbador, donde la sordidez y la oscuridad del alma humana se cruzan y emponzoñan cuanto les rodea. Allá andaré metido.

Es culpa de “el enfermo”, un compañero de la escuela. La primera vez que charlé con alguien por messenger fue con él. Dos videos me envió inmediatamente (no había You Tube, claro, los videos los hacíamos circular de una manera más humana). El primero se convirtió inmediatamente en mi cenit del humor.

El segundo no lo voy a colgar aquí, baste el título “champagne enema”. Y en aquel momento vi la luz del juego compensatorio. Uno se mete hasta las cejas en un buen buceo y después el karma de Internet te hará llegar un video o una imagen para compensar. Sin buceo no hay compensación. Pocas cosas no cura Carnitas. Solo dios sabe qué tendría que compensar la primera vez que lo vi.

En una década uno ya ha visto de todo, aunque desde hace relativamente poco una nueva oleada de parafilias está sacudiendo Internet. Entre ellas esta que nos ocupa. Giantess.

El Giantess (nombre muy bien traído) consiste en fantasear con mujeres de un tamaño desmesurado y totalmente imposible. Ciencia ficción parafílica. Básicamente sus practicantes se excitan con imágenes, normalmente dibujos, muy pocos de una calidad decente, en los que chicas (todavía no he visto una MILF Giantess) pululan entre edificios, casitas o lo que se tercie (hace falta siempre un objeto de referencia para que destaque su tamaño, evidentemente). Y poco más. Porque cuando deriva hacia otras prácticas, cambia de nombre y ya lo considero otra parafilia distinta, o al menos una subclase lo bastante destacable como para merecer otra entrada. Si bien hay fotomontajes de esos que quitan el hipo por ahí a partir de fotos y tal, podríamos definir el estilo mayoritario de las ilustraciones de Giantess como Hentai trasnochado europeo. Todo muy amateur y a la vez muy fresco y espontáneo. Lo cual es a claras luces su punto fuerte.

Personalmente no le veo la gracia al Giantess. Por un lado esto ya existía antes de que yo naciera con la película “Attack of the 50 Ft. Woman”. Y por otro, a duras penas he sobrevivido a mujeres ligeramente más bajitas que yo… Pero ahí tienen algo que seguramente muchos no conozcan (espero). Y con ese nombre si les llama la atención pueden preguntarle a San Google y hacer su primer buceo.

Dos por ciertos antes de irme:

Uno. La referencia del dibujo es mi coloso favorito. Esto es para el que lo pille.

Dos. Esta iba a ser la primera entrada del blog. Pero se me ha ido aplazando y aplazando… En fin.

Anuncios

2 comentarios to “Guía de parafilias en Internet: Giantess”

  1. Kalitro Says:

    ¿El de la espada? ¿El tercero?

    Ay, el Champagne enema, casi lo había olvidado.

  2. grendelsagrav Says:

    Premio. ¡Qué buen ojo!

    Necesitamos un monumento al champagne enema. Para que no lo olvidemos nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: