Mi soberbio herido.

by

Hay blogs en los que entras y te sientes espiado; medidores de visitas que controlan nuestra ip, nuestro lugar de residencia, desde qué punto exacto de la ciudad sale nuestra señal, dónde hacemos clic, de dónde venimos, a dónde vamos, y Dios sabe cuántas cosas más. No me gustan y no quiero que nadie se sienta así al visitar este blog.

Aquí encontrarán ustedes un localizador global de visitas con la precisión de un dedo porrudo, otro que no quito por pereza y las estadísticas básicas que WordPress proporciona y a las que yo puedo acceder. Por lo demás, como aquí no hay afán económico alguno, ni nos acostamos pensando en que mañana un cazatalentos de bloggers nos va a ofrecer un patrocinio, estamos tranquilos y no nos motivan las visitas por compromiso (si no fuese así, mal lo estaríamos pasando).

En estas, uno de los datos que proporciona WordPress consiste en detallar las palabras o frases que escribe la gente en los buscadores y con las que llega aquí. En más de un año he leído cosas… Y les voy a contar mi proceso: Leo la barbaridad, la copio en Google, abro el buscador de palabras de Firefox e introduzco ahí el nombre de esta página. A continuación avanzo páginas mientras compruebo si aparecemos en alguna. Suelo parar en la número veinte, intrigado por las profundas y concienzudas búsquedas del personal y después verifico que tampoco ha sido a través del buscador de imágenes.

Como en este blog nos preocupan las inquietudes de las personas por más extrañas que sean sus sintaxis, hemos decido satisfacer a alguien en su afán: “mi soberbio herido”. Ya pueden preguntarse como yo mismo he hecho, qué narices significa eso y la insatisfacción que debió sentir alguien cuando hubo de conformarse con lo que hay por aquí. Bien, pues nunca más.

Anuncios

2 comentarios to “Mi soberbio herido.”

  1. missalcott Says:

    Y yo que creía tener poca soltura con los buscadores…. vaya piezas hay por ahí.
    Señor Sagrav, un soberbio muy lindo; eso sí, soberbio y herido, con su sangre manchandole la ropa y todo.
    Hasta otra.

  2. grendelsagrav Says:

    Es soberbio y está herido, pero no es “mi”. Es un fallo imperdonable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: