Archive for 11 diciembre 2008

El Satalin Colorado #2: Jordi González.

diciembre 11, 2008

jordi-gonzalez8Jordi González presenta el programa La Noria en Telecinco desde finales del verano de 2007, si no me equivoco. En este tiempo tanto el programa como él han evolucionado, pero ha sido una evolución leve, sutil, apenas perceptible sobre todo porque la base ya se encontraba ahí.

El programa ha pasado de consistir en una entrevista importante con un debate posterior sobre actualidad, a una entrevista a quién más audiencia pueda dar con una pelea de perros posterior. No importa quién, cómo ni cuánto, Jordi afirma que entrevistaría al mismísimo Bin Laden si se le terciara. Y esa actitud nos lleva desde políticos a don nadies, de famosillos de la prensa rosa a colaboradores de tercera de la cadena. Olvídense del periodismo de investigación. Aquí se paga al entrevistado. Y aquí viene la parte de evolución, no se la pierdan: si bien al principio para poner verde a alguien utilizaban videos malintencionadamente montados acompañados de una voz en off que pernocta en otros programa de la cadena, ahora se le invita, se le sienta y se le insulta a la cara. Se invita al público que abuchee o aplauda (el público, esa es otra…). Se le interrumpe, se le lanzan miradas de soslayo acompañadas de media sonrisa y un rebufo a modo de risa contenida. En definitiva, se le juzga en directo sin derecho a presentar una apelación.

La Noria es el circo romano de la actualidad y Jordi es el jefe de pista. El que antes se dedicara a sustituciones, a rellenos infames y a aceptar todo lo que le ofrecieran presentar siendo maltratado en su ámbito profesional, ahora ha acomodado el trasero y muestra su verdadera personalidad. Acompañado de multitud de voces, tantas que se dispersa de una manera astuta quién se deteriora más, Jordi opina, se moja y deja de moderar el debate cuando sopla para su lado. Hace el ridículo en dos entrevistas a Julián Muñoz. En una nos regala únicamente su voz llegando a dar la impresión de que Julián se formulaba él mismo las preguntas medio loco al no haber contraplano. Y en otra… en otra… hace una cosa muy rara con Jorge Javier Vázquez, un formato incomprensible, basto y maleducado. Poli bueno y poli malo, pero cada uno en un plató. Y lo más importante… si no nos vamos a creer lo que dice el entrevistado, para qué preguntarle. Pues Jordi tiene la respuesta: para decírselo a la cara que eso da audiencia.

Pero miren, la culpa es nuestra. Mía, por no haber borrado el 5 al hacer zapping y del público fiel, por aplaudir cual foca desde casa los modos de lo políticamente correcto de estos años. Un país que demuestra que a más leyes a favor de la lucha contra el maltrato de género más machista es. Un país que ha perdido la capacidad crítica y las ganas de preguntarse por qué nos estarán intentando meter esto con calzador. Jordi y su noria solo son el trasfondo de una obra en la que la libertad y la moral han tocado fondo y ellos le sacan tajada dedicándose al proxenetismo. La culpa es nuestra. No es que sea tele-basura, es tele-basurero, que es distinto.

Honor a Jordi por ser nuestro segundo Satalin Colorado.