Archive for 21 noviembre 2008

El Satalin Colorado #1: María Antonia Iglesias.

noviembre 21, 2008

maria-antonia-iglesiasSi la táctica política del PSOE fuera hecha carne y bajara a la tierra eso sería María Antonia Iglesias. Maestra de toda esa amalgama de argumentos simples como una patata y redundante a decir basta. Devota de hacerse la víctima pero no por inspirar lástima, sino por elevar la conducta de su adversario a la de Satán ante un público deseoso de creer que el mal es todo lo que esté al margen de la izquierda. Claro, en la brújula política eso va de Oeste a Oeste en sentido de las agujas del reloj pasando por todos sus grados.

No negociarías con la ETA, “facha”. No te gusta Zapatero, “facha, que Aznar y Franco esto y aquello”. No te sientas en su lado de la mesa, “facha”. Eres hombre y le respondes, “facha y machista”. Eres mujer y le respondes, “facha y misógina”. No la dejas colarse en la cola del súper, “facha”.

Me gusta poner en entredicho el por qué su táctica resulta tan eficaz. Y es que todos nos cruzamos con alguien que pasa las horas soltando en voz alta las falsas bondades de la nueva izquierda mundial (gracias Obama, en España eres del Partido Socialista Obrero Estadounidense, pero aún no lo sabes) por el gusto de que algún incauto no diga ni tan si quiera que él es de la otra vertiente, sino que no está de acuerdo con algo. Eso es suficiente. NO PUEDES opinar distinto. Ya lo dijo Arquímedes dadme un punto de facha y moveré el mundo. Y aunque creo que solo responde a la estulticia y al ser ocioso, hay que reconocerle la eficacia a la táctica, la moral aquí no pinta nada. Ahí anda la oposición peleándose con el muro absolutamente infranqueable ya mencionado, las ganas de creer. Angelitos…

Y que me parezcan más fachas los que tienen la dichosa palabra en la boca todo el día… Sectarios, manipuladores e intolerantes en el caso de la clase política y deseosos de excluir al que sea, a cualquiera, en el caso del pueblo llano.

Por lo demás, no me sale de los pendientes reales tener que decir tras mis argumentos que no soy del Partido Popular. Bien me respondería María Antonia Iglesias que lo soy pero que aún no me he dado cuenta.

Honor a nuestro primer Satalin Colorado.

Anuncios

El Satalin Colorado.

noviembre 20, 2008

el-satalin-colorado-011Entiendo que esto necesita una explicación: En estos tiempos en los que la balanza se ha descuajaringado hacia un lado (no sé si preocuparme más por cuando se compense), a un candidato al gobierno se le puede escapar que le conviene la tensión cuando su campaña está basada en que el otro crispa. En estos 2008 en los que un juez certifica la muerte de Franco (tóquenselos, no se corten, tóquense un poquito los huevos). Momentos que serán recordados por la carencia de carisma por parte de todos sus protagonistas. Solo nos queda cachondearnos del tema de una manera literal.

Empezamos así los premios El Satalin Colorado. No, no se confundan si han reconocido la faz del señor de la foto sé que es conocido por Stalin y no Satalin. No hay ningún error de mecanografía. Esto se remonta más de dos lustros cuando el señor sagrav (autor de todas las imágenes de esta página) se confundió en unos apuntes de historia dando lugar a una anécdota que terminó con el título de esta entrada.

De tal manera y gracias a este demonio (es rojo y tiene cuernos) iremos nombrando a los merecedores de tal galardón. Premiando a los contribuyentes al absurdo en que se ha convertido este país. Un país donde todos pueden insultar pero nadie defenderse. Un país donde tu libertad termina donde empieza la falta de respeto del otro. Donde armado con un aplauso, un regidor cambia la historia del ayer. A partir de ahora, reconoceremos y contaremos con su astucia.

Obama no es negro.

noviembre 8, 2008

Estados Unidos cambia el color de la historia. Eso leí la madrugada de la victoria aplastante de Obama. Miren, Obama no es negro. Estados Unidos ha hecho con la historia lo que yo hago con la leche una vez al año ante una tostada más elaborada de lo normal: echarle tres granos justos de descafeinado para darle saborcillo y un poco de arte. ¿Se imaginan una lista ficticia de posibles candidatos afroamericanos y de raza blanca en fila frente a la gente que se encarga de seleccionarlos? No se la imaginen, ya se la pongo yo.
pantonera3

Ahora díganme que de todos los negros no han escogido al más blanco que había. Y es que no entiendo por qué nadie lo dice. Leo las noticias, veo los telediarios, sufro las cadenas de televisión y a los humoristas cada vez más lamentablemente de izquierdas (el humor no debería inclinarse tanto), pero nadie dice que negro, negro, lo que se dice negro… no lo es mucho. “Ha ganado el candidato negro”, “golpe a la discriminación”… Pero si ha ganado por ser negro (que no lo es) y no a pesar de serlo, ¿dónde está la lucha de clases? Excepto la manida cantinela de retirar las tropas (tan difícil de cumplir) y de hablar con declarados enemigos tan al modo de los populistas de hoy en día, nadie sabe cuál es el programa de este señor o de su partido. Ni idea, pero no importa. Es negro.

Su asociación por color o inclinación política a hombres mucho más grandes que él, o su discurso vacío en busca de un estribillo pegadizo recuerda y mucho a aquella película de Eddie Murphy “The Distinguished Gentleman” (Su Distinguida Señoría) en la que Jeff Johnson ganaba unas elecciones de manera hilarante. Bien parece esto una apuesta entre publicistas en la que ha ganado el que más difícil lo tenía a golpe de chascarrillos descarados en una película resultona.

Siéntense a buscar fotos de Obama y descubrirán cuantas están echas a contraluz, en cuantas se intenta potenciar esa tez oscura que no es tan oscura. Siéntense a compararlo con cualquier afroamericano que conozcan. Personalmente lo veo más marroquí que afro o que americano. Estados Unidos no ha cambiado el color de la historia, esa es la moto que nos han vendido. El día que Estados Unidos no juzgue a su presidente por mantener relaciones impropias en su despacho y sea capaz de separar si hace bien su trabajo le ponga los cuernos a su mujer o no, que es que no tiene nada que ver una cosa con la otra, ese día Estados Unidos habrá cambiado el color de la historia hacia un espectro mucho más agradable. De momento la única manera de notar lo poco oscurilla que está la leche tras remover es poner el antes y el después en una habitación bien iluminada.

Redes sociales y exhibicionismo.

noviembre 7, 2008

redessociales1Cuando yo tenía unos doce años, mi padre me explicó que nunca, hiciera yo lo que hiciera o vistiese como vistiese o hubiese prometido lo que hubiese prometido, jamás, nadie tenía derecho a tocarme si yo no quería, que la única dueña de mi cuerpo era yo. En aquel momento yo no comprendí por qué mi padre me decía esas cosas pero, lamentablemente, la vida no es como debiera y más tarde una termina entendiendo la razón por la que los padres nos dicen esas cosas. Es triste, pero la realidad es que hay algunos hombres que se creen tus dueños por el hecho de ser tus novios o simplemente porque les sonrías. Claro está, mi padre, que es un hombre muy inteligente, también me enseñó que con las personas no se juega, es decir, no se provoca a un hombre porque sí.

Todo esto viene a cuento de que el otro día me pasó el señor Sagrav, un hombre de los que no se adueñan de cosas que no están en venta, un blog en el que se critican ciertas actitudes de niñas que exhiben sus fotos (de un alto nivel erótico) en redes sociales de internet. En dicho blog, aparte de burlarse de ellas, se las tacha de guarras y se les advierte de que se atengan a las consecuencias. No me gusta ni la facilidad e intención con que unas se exponen, ni la suposición de que lo que hacen da derecho a los demás a decirles de todo.

Por una parte, no entiendo esa necesidad que, cada vez más, parecen tener muchas mujeres de mostrar sus encantos. Cuando yo fui creciendo, a los quince-dieciséis años, de repente, me miraban los hombres, eran amables y se mostraban dispuestos a darme el mundo si era necesario. Pero, en primer lugar, nadie te da nada gratis y, en segundo lugar, yo puedo conseguir las cosas por mí misma que es más satisfactorio. Esta lucha de enseñar pecho etcétera, aparte de denigrante, es absurda porque siempre habrá alguna mujer con más atributos que tú o dispuesta a dar algo más y por tanto ganará ella.

Por otro lado, si bien es cierto que la actitud de las mozuelas enseñándolo casi todo públicamente tiene consecuencias para ellas, quizá no debería ser así. Es cierto, no se debe jugar con la gente, hay que respetar a los demás, pero también es cierto que aunque tú lo hagas todo correctamente algunos te van a tratar igualmente como una cosa. Por ejemplo, yo no enseño el escote, ni llevo faldas cortas, ni flirteo con los hombres, pero cada vez que saco una matrícula de honor en alguna asignatura de la facultad alguien insinúa si habré hecho algo para conseguirla que no sea estudiar; sin embargo, cuando es un compañero mío el que la saca todos dan por supuesto que es trabajador e inteligente.

En resumen, si mal está jugar a provocar al personal y usar el sexo como medio para obtener cosas de los hombres, también está mal atribuir la falta de respeto y el machismo que muchas sufrimos todavía hoy a nuestra actitud. Esto es sólo mi opinión, debida en gran parte a mi experiencia. Ojalá más mujeres tuvieran la suerte de tener un padre como el mío que les enseñara algo tan importante como lo que él me enseñó.

Gracias al señor Sagrav por la imagen que acompaña al texto. Hasta otra.