Archive for 20 octubre 2008

El Conde de Montecristo

octubre 20, 2008

Parece lógico comenzar hablando del libro cuyo capítulo 35 da título a este blog: El Conde de Montecristo. Yo no soy una experta en temas literarios ni me gustaría serlo, por tanto, no pretendo hacer una crítica o un análisis del libro sino simplemente hablar de lo que yo he sentido al leerlo.

Precisamente el capítulo que lleva por título “La Mazzolata” es de una crueldad extrema, como gran parte del libro, pero nunca a mi parecer desagradable. Cuando lo estaba leyendo sentí angustia y miedo cuando el personaje estaba preso, sentí alivio cuando se vengaba de alguien, felicidad cuando ayudó al señor Morrel,…. En definitiva, me sentía viva a través del libro. Quizá parezca algo normal o poco importante pero yo creo que es algo extraordinario: un hombre (Alexandre Dumas) se sienta delante de unos papeles y escribe una historia, en parte imaginada, en parte basada en ciertos hechos reales, la publica en 1844 y yo, en 2008, me siento en el sofá de mi casa, abro un libro, lo leo y revivo esa misma historia. A veces paseo por una avenida que está cerca de aquí y tiene unas casas enormes con jardín delantero, grandes ventanas y cierto lujo y entonces me acuerdo de la época que pasó el Conde en París, y me imagino que estoy en una de esas fiestas que él ofrecía en las que se comía tan bien… pero no me gustaría cruzar una mirada con él porque no quiero ver su sufrimiento. No me dejó una buena sensación el final del libro, pero me alegro de haberlo leído. En principio se supone que cualquier libro te transporta a un mundo diferente y te hace sentir cosas pero yo creo que no, creo que sólo ciertos libros lo hacen y éste es uno de ellos.

He visto que en otros blogs la gente pone imágenes relacionadas con el tema que están tratando, enlaces y tal; yo no tengo nada que poner porque creo que si alguien lee esto y le interesa lo mejor que puede hacer es leerse él mismo el libro y dibujar en su propia mente cada lugar y cada personaje. Espero que le haga sentir al menos la mitad de cosas que a mí, sean sensaciones buenas o malas son, en definitiva, lo que nos distingue de una mesa. Hasta otra.

Honor al hombre.

octubre 19, 2008

“Últimamente no aguanto a la gente”. Eso es lo que dije en mi última entrevista de trabajo. A lo cual siguieron diez minutos de explicaciones para, según mi entrevistadora, no tirarme piedras sobre mi propio tejado. Aún no sé por qué dije aquello. Aún no sé por qué me contrataron al día siguiente. Y desde luego, no sé qué narices hice trabajando allí tanto tiempo. Pero lo hice, y con la perspectiva que da el paso del tiempo, veo que decir aquella frase ha sido lo único digno que he hecho en al menos dos años. Hace poco me miré al espejo y la dije. Y no supe qué hacer con aquella inyección de incorrección política. Me hizo sentir bien y casi hace desaparecer mis ojeras.

Lo siguiente es charlar durante horas con mi compañero, sagrav. Convencerle para que se una a este proyecto y sumar ideas sobre como nos gustaría que funcionara un blog. Me regala el nombre para la página y consigo arrancarle de su retiro una colaboración artística y nada más. No le da la gana escribir. Así que busqué a dos personas más y parece que las encontré. Pero como los considero adultos les dejaré que se presenten ellos mismos si así lo desean.

Ahora la declaración de intenciones:

En este blog predominarán las opiniones personales, se tratará sobre cualquier tema (cine, comics, libros, televisión, noticias, etc…) y se actualizará tanto como sea posible pues ninguno de sus colaboradores vive de esto. Eso sí, nos gusta la libertad, así que quién sabe que saldrá de esta empresa. Pero seguro que no es un “copy-paste” más. Eso seguro.

Les dejo arriba el diseño original que hizo sagrav para la cabecera, a pesar de que reniega su autoría pues le di muy poco tiempo para realizarlo. Y aprovecho para pedir perdón por lo que tarde en familiarizarme con las herramientas de la página y su correcta y decente gestión.

Saludos.